fbpx

Hola de nuevo,
qué bueno que estés aquí  :)

Veamos, te decía que me llamo Èlia, soy cosecha del 82, leona, humanista y comunicadora.

Nací y sobreviví en/a Barcelona hasta los veintitantos. De ahí en más habité en lugares varios → una ciudad muy fría en Alemania, una isla muy selvática en Tailandia y desde hace no tanto, un campo en el medio de la nada en las sierras cordobesas, al otro lado del charco y la pantalla.
Antes de abrir este espacio y durante 7 años estuve al frente de dos negocios digitales, Superyuppies y The Craft Academy, desde donde he acompañado a miles (en serio y sin exagerar) de emprendedores a dar forma a sus talentos e ideas convirtiéndolos en proyectos personales.

Hace dos veranos me diagnosticaron una enfermedad autoinmune. No exagero si digo que fue una putada y una bendición al mismo tiempo. El darme cuenta del extremo al que había llegado mi cuerpo por no atender -YO- el origen de mi sufrimiento y seguir buscando la respuesta fuera, fue un punto de inflexión. Un punto de anclaje para la palanca del cambio.
Paré máquinas, levé velas y solté el ancla. Tan así, que cerré un proyecto rentable y que estaba en pleno auge (The Craft Academy) para priorizarme y empezar a observarme, a atenderme. A mí, a mi cuerpo, a mi mente.

Ahí me di cuenta de hasta qué punto había normalizado ese ruido de fondo, ese mal-estar, en el que parece que todo está bien, pero en verdad nada lo está, esa voz incómoda y egótica que cohabitaba inconscientemente en mí y ahí comprendí la -vital y básica- idea de que quien sino yo, iba a hacerse responsable de mi.

 

Investigué, buceé en mis propios pozos -de miedo y mierda- y descubrí que mi YO, al igual que tu TÚ, (y más allá de esa identidad creada e inventada con la que nos confundimos al identificarnos) es un sofisticado, delicado y hermoso organismo compuesto de diferentes cuerpos, uno físico y el resto más sutiles o energéticos.

También investigué el funcionamiento de nuestra mente. Sus mecanismos, sus procesos, la manera en que se generan nuestros pensamientos y el peso que estos tienen en el uso diario que hacemos de ella.

El autoconocimiento, desde esta perspectiva más biológica e intuitiva, nos permite conectar de una forma natural con la sabiduía y la guía interna que todas las personas tenemos.

Durante muchos años he acumulado teoría (conocimiento inteectual) y he creído haber aprendido mucho, sin embargo, el vivir en la sierra -que es práctica pura, atención plena y soulfulness :) – me ha hecho darme cuenta de hasa que punto pensaba que, y no era tanto. Este lugar y esta experiencia me está ayudando a integrarlo. Así que en eso estamos, en Vivir, ni de menos ni de más. Aprendiendo, descubriendo, disfrutando y desde aquí, compartiendo.

Porque por si no lo sabías, al compartir uno vive más. Y precisamente ese es mi propósito: compartírte/me para que me uses de espejo y así, TÚ misma empieces a verte y a descubrir tu verdadera esencia.

Siendo honesta contigo desde ya te digo que aquí no vas a encontrar ni trucos, ni consejos ni recetas para vivir una vida ideal. No.

En Sierra Salvaje te ofrezco algo mucho más simple pero infinitamente más poderoso: 

La posibilidad de que te des cuenta que la mayor parte del tiempo vives en piloto automático y que -por defecto- vibras en baja frecuencia siendo el miedo, tu guía en el mundo exterior. Cuando ves esto empiezas a plantearte el contenido que consumes y que da forma a tus ideas y a tu manera de pensar y sentir y así es cómo comienzas a ver que existen otras posibilidades de ser, estar y hacer que están mucho más alineadas con tu esencia y no con el traje que te ha cosido la sociedad.

Pin It on Pinterest

¡Entérate en cuanto reponga las Cartas Salvajes! Te avisaré en cuanto estén disponibles de nuevo
Email Cumplo escrupulosamente con la Política de Privacidad, puedes saber más sobre el tema, en mi págin Política de Privacidad